sábado, 10 de mayo de 2014

Adquisiciones: Arcadia VF-1J Valkyrie 30 Anniversario

No, la doble n de "Anniversario" no es una errata, es que a los japoneses les gusta mucho el italiano. Esta es la primera valkiria que he adquirido de la nueva compañía Arcadia y finalmente puedo llevarme una opinión sobre las diferencias con las antiguas de Yamato. ¿Habrá merecido la pena la compra?
Comencemos desde el principio. La empresa japonesa Yamato irrumpió en el mercado de las figuras de coleccionismo con las famosas Valkirias de la serie Macross en torno a 2001, mercado que llevaba años estancado. Yamato mostró una VF-1 a un nivel de detalle sin precedentes y de golpe acabó acaparando dicho mercado. Conforme pasaba el tiempo Yamato mejoraba cada vez más sus VF-1 y empezaba a producir nuevos modelos sin que ninguna otra compañía le hiciese un mínimo de competencia. De pronto hubo un repentino parón y nada más se supo de Yamato hasta 2013 cuando una nueva Valkiria con colores del 30 aniversario de Macross es anunciada. Pero aunque claramente estábamos viendo una de las últimas VF-1 producidas por Yamato el nombre de la empresa era otro, Arcadia. Los fans comenzamos a preguntarnos qué estaba pasando y las respuestas comenzaron a aparecer a cuentagotas. Por alguna razón Yamato se disolvió y parte de su personal se llevó los moldes y fundó una nueva compañía llamada Arcadia.

¿Qué había cambiado? En realidad, prácticamente nada. Arcadia seguía produciendo modelos de Macross de igual forma que lo estaba haciendo cuando era Yamato. La única diferencia es que estaba relanzando antiguos modelos con un precio el doble de alto del original y la gente especuló que debían tratarse de nuevas mejoras en los moldes. Analizando esta figura podremos salir de dudas.

Por desgracia no tengo ninguna de las últimas VF-1 de Yamato basadas en este molde así que mi comparativa únicamente será en base a comentarios y análisis que he visto por internet y a los recuerdos que tengo de las pocas ocasiones que tuve una en mano. Teniendo en cuenta esto puedo adelantar que el molde es exactamente el mismo, y la figura es exactamente igual salvo pequeñas diferencias que iré nombrando según la vaya analizando.


No cabe duda de que lo más resalta de la figura es su llamativa decoración que no ha dejado indiferente a nadie. Esta ha sido diseñada por Tenjin Hidetaka, un artista muy reconocido por los fans que lleva trabajando desde hace muchos años en el mundo de Macross, primero creando ilustraciones para las maquetas y luego ayudando en el aspecto artístico de los animes, que también se ha encargado de ilustrar una funda para la caja de este modelo.

Pero esta decoración tiene truco, y es que respecto a las fotos oficiales encuentras muchas diferencias. Lo que ocurre es que Arcadia ha pintado el 90% de la decoración y el resto te toca a ti añadirlo mediante pegatinas.


 Es ahí donde encontramos la primera diferencia respecto a Yamato, que incluía únicamente pegatinas para decorar el modelo. Arcadia también las incluye, pero van acompañadas de calcas de agua para que elijas cuales prefieres usar. Un gran inconveniente es que tanto las pegatinas como las calcas creados para esta decoración son las mismas que las de la maqueta no transformable de Hasegawa, lo cual quiere decir que algunas calcas van en zonas de piezas móviles y requieren hacerles cortes para permitir el movimiento de estas piezas. Aun no me he atrevido ha aplicarlas no solo por eso, sino también por miedo a que durante la transformación las calcas se rompan o despeguen por roces entre piezas.

El modelo incluye los mismos accesorios y detalles que incluía con Yamato. La cabina y el tren de aterrizaje pueden abrirse, las rejillas de las tomas de aire pueden quitarse mostrando las turbinas de los motores e incluye el mismo armamento, cuatro sets de misiles y cuatro de contenedores de micromisiles aparte del omnipresente cañón.


Como no podía ser menos también incluye un piloto, aunque muy diferente a los incluidos en el resto de VF-1 tanto de Yamato como de Arcadia. No solo por la decoración, a juego con la del avión, sino que el propio molde tiene cambios significativos, el más llamativo es que en la mano tiene pegada la palanca de control.

El modo Gerwalk no presenta mayores cambios.


Según tengo entendido, y a falta de confirmación, el modo robot sí presenta un ligero cambio. Han incluido una nueva articulación en el codo que permite que el brazo se doble casi 90º


Donde nos encontramos las grandes diferencias es en los accesorios incluidos para el modo Batroid. Arcadia hizo algo que nadie esperaba y que probablemente no hizo mucha gracia a muchos coleccionistas. Incluyó con el modelo (y con todas las VF-1 que lanzaría posteriormente) accesorios hasta entonces vendidos de forma limitada y exclusiva por Yamato. Estas sirven para tapar huecos vacíos en la forma robot, una especie de embellecedores, concretamente para el torso y detrás de la cabeza.


La de detrás del cuello puede ser sustituida por otra con asiento que imita a una escena de la serie original donde el piloto salía del robot.

Incluye también manos opcionales que aunque no estoy del todo seguro creo recordar que Yamato también las incluía en su VF-1. Estas manos, llamadas por algunos fans como "guantes de Mickey" por su parecido con las manos de Mickey Mouse, están basadas en el diseño que lucían durante la serie original hasta que fueron más detalladas y adquirieron un aspecto más realista en la película. Estas no están articuladas y deben quitarse para poder transformar el modelo.




Por último, la figura incluye un soporte de metacrilato para el modo avión muy sencillo pero efectivo, que lo deja con un estupendo aspecto para exponer. Este accesorio es exclusivo de esta figura y Arcadia hasta el momento no lo ha incluido en ningún otro modelo ni vendido por separado.



Para resumir, lo que nos encontramos al abrir la primera figura que Arcadia ha sacado al mercado es un repintado de una figura de Yamato con unos cuantos accesorios nuevos y muy pequeñas mejoras en el molde, y todo esto a un precio casi el doble de lo normal. ¿Merece la pena?


Haciendo números tenemos una diferencia de casi 43 euros respecto al precio de una VF-1A de Yamato del mismo molde. Sinceramente me cuesta creer que los nuevos accesorios lleguen a costar por separado esa cifra. Podríamos llegar a decir que la compleja decoración ha encarecido el producto pero el resto de VF-1 lanzadas a posteriori mantienen el precio (aunque incluyen un stand más funcional)

La conclusión final es difícil de decidir y queda a gusto de cada persona. Por mi parte el encarecimiento me parece bastante exagerado y los accesorios no dejan de ser meros embellecedores que desde mi punto de vista tampoco se ven tan necesarios. La decoración sí puedo decir que me encanta pero no deja de ser otro VF-1 más para la colección. Estoy muy satisfecho con la compra pero solo porque estaba rebajada a muy buen precio, porque me deshice en su día de todas las VF-1 escala 1/60 que tenía y porque nunca tuve una 'J'. De lo contrario no podría decir lo mismo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada