jueves, 18 de septiembre de 2014

Bandai Scramble Egg

Scramble Egg es probablemente la linea de robots transformables más rara tanto para encontrarlas como en concepto que se haya fabricado jamás. Se trata de aviones con forma de huevo (y del tamaño de) transformables en robots, algo que aparentemente en los 80 tuvo su moda en Japón.

En torno a 1984 o quizá incluso antes, Hasegawa lanzó una linea de dencillas maquetas llamadas 'Egg Plane' que, como su nombre indica, se trataba de aviones (basados en modelos reales) con forma de huevo. Las maquetas tuvieron éxito y siguieron produciéndose a lo largo de los años 80. Bandai no podía quedarse atrás y lanzó los 'Scramble Egg' en 1984. El concepto era similar con la salvedad de que eran figuras ya montadas y podían transformarse en robots.
A pesar de aparentar figuras baratas presentaban la misma excelente calidad de materiales que muchas colecciones de su época, piezas de metal y cromados, y bastantes accesorios y detalles dignos de una figura de coleccionista como tren de aterrizaje retráctil, armamento extraible y una base para exposición (ninguno incluidos en las fotos). A pesar de todo, solo se llegaron a producir tres modelos.

Con el tiempo solo he conseguido dos, y sin caja ni accesorios. El F-16 Fighting Falcon y El "Hurrier" (errata de Harrier) Gr.3. El tercer modelo sería un F-15 Eagle. Los tres son igual de difíciles de encontrar y solo los he visto sueltos sin sus accesorios.





Todos los modelos tienen tres transformaciones. Modo avión, modo robot, y un tercer modo a medio camino entre ambos, una especie de Gerwalk. Según la caja los nombres respectivos de cada modo son "normal mecha", "robot mecha" y "walk mecha".

Mientras que en modo avión son muy bonitos y simpáticos el resto de modos son poco imaginativos.




Todos tienen brazos articulados y pueden sujetar las armas de sus alas con ellos. En el caso del F-16 debería incluir dos misiles que se enganchan en la punta de las alas y en el del Harrier dos depósitos de combustible o bombas bajo las alas.

El tercer modo es especialmente malo en el Harrier. Mientras que el F-16 es sencillamente el avión con las patas extraidas, en el Harrier el avión se queda medio inclinado y parece que se ha bajado los pantalones y enseña el culo.



Según la caja cada uno puede presentar decenas de modos diferentes pero no son más que los robots en diferentes posturas.

A pesar de sus fallos me parecen tan curiosos que estoy decidido a hacerme con el F-15 y completar la colección, en su caja y con sus accesorios a ser posible.

En este enlace podéis ver una estupenda galería de los dos con todos sus accesorios.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada