miércoles, 16 de diciembre de 2015

Adquisiciones: GFF FAZZ

Esta es una de las figuras que llevaba buscando ya hace tiempo y pude conseguirla casi a principios de este año a su precio original, lo cual ha sido todo un hallazgo. La sorpresa al sacarla de la caja ha sido grande tanto en el bueno como en el mal sentido. Sigue leyendo para saber por qué.

Algún día dedicaré una entrada a esta fantástica linea, Gundam Fix Figuration (GFF), pero lo que haré ahora es un pequeño resumen sobre su historia porque es necesario conocerla para entender esta figura. Nacida en 2001, GFF consistió en una linea de figuras articuladas basadas en los diseños de Hajime Katoki y a escala 1/144. Tenían la peculiaridad de incluir numerosas piezas intercambiables que permitían formar una segunda figura. Dependiendo del modelo podían tratarse de una armadura, piezas que permitían la transformación del modelo, o incluso crear uno totalmente diferente. Básicamente adquirir un GFF significaba llevarte dos figuras al precio de una. A pesar de esta característica y su gran nivel de detalle las figuras contaban con un nivel de articulaciones muy pobre y piezas que encajaban mal. Afortunadamente con el tiempo todos estos problemas se fueron solucionando hasta evolucionar en la sublinea Metal Composite, de enorme calidad y con esqueleto interno de metal.

El caso que nos ocupa se trata de la quinta figura aparecida en la linea, lo que llamaríamos una mala "añada".
Antes de nada habría que hablar del modelo. El FAZZ fue un Gundam diseñado por Hajime Katoki para la novela Gundam Sentinel de 1987. Salta a la vista de que se trata de un diseño muy adelantado a su tiempo en comparación con otros Gundam e incluso muchos 'mechas' de la época. Aunque está basado en el ZZ Gundam Full Armor, de ahí que su nombre signifique Full Armor ZZ, está considerado un modelo totalmente nuevo. Estéticamente es muy parecido a este salvo el evidente enorme cañón que incorpora y otros pequeños cambios no tan evidentes.

Volviendo a la figura en sí, el FAZZ es una de las adquisiciones más curiosas que he tenido, no por lo que ofrece, sino por lo que es. El FAZZ es la peor figura de GFF que he adquirido hasta ahora con mucha diferencia. Y ya es decir porque tengo la primera de todas que se supone debería estar a la misma altura o ser peor.
Como ya dije, los primeros GFF no estaban muy bien articulados. Más bien estaban diseñadas para dejarlos en una pose estática en la vitrina y apreciar su nivel de detalle. El problema es que el FAZZ está aun peor articulada que el resto. Se han dejado por el camino la articulación de cintura y la de los pies. El cuello supuestamente sí está articulado lado a lado pero en mi caso el plástico está prácticamente soldado y me da miedo forzarlo por si lo rompo.
Algunas piezas no encajan del todo bien, pero es algo típico de las primeras figuras de la linea. Las únicas características interesantes de esta figura es que puede plegar los cañones del brazo y se pueden desacoplar las tapas del pecho que permiten ver los misiles. Aunque hubiera preferido que las tapas contasen con bisagra lo cierto es que las especificaciones oficiales denotan que las tapas se eyectan en combate para poder disparar los misiles, no se abren y cierran.
Las piezas extra intercambiables se limitan solo a formar la armadura del FAZZ. Sin ella podemos ver al ZZ Gundam clásico pero no le han incluido ningún accesorio como al resto de figuras, como sus armas, por ejemplo. Así que aunque parezca que te has comprado dos figuras en realidad es una, el FAZZ, porque entre la mala articulación y la falta de accesorios el ZZ no ofrece nada de jugabilidad. Peor aun, no han incluido la clásica base que sí tienen el resto de figuras. Estas bases incluían el nombre, código y fabricante del modelo para que quede más llamativo a la hora de exponer

¿Y por qué dije al principio que es una de las figuras más curiosas que he adquirido? Porque a pesar de lo mal articulado que está, de su poca jugabilidad, de que técnicamente no son dos figuras en una, de su falta de accesorios... me encanta. Y es que a pesar de todos sus fallos puedo estar contemplando sus detalles y sus acabados y nunca cansarme. Toda la decepción que me llevé al principio se fue cuando cambié el chip y empecé a verla como una ella escultura, en vez de como una figura de acción.

Ya sé que no debería ser así, que me han vendido algo diferente a lo que debería ser, pero, en este caso, es difícil de explicar...

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada